Testimonios.

Rafael Pardo

Rafael es paciente del Instituto de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, en la Ciudad de México.

“Después de más de 45 años con diabetes y cuatro años en hemodiálisis y de haber tenido 13 pruebas cruzadas para lograr un segundo trasplante todo parecía en vano. La posibilidad de ser compatible era de menos del 5%, ya que mi cuerpo había creado muchos anticuerpos, que dificultaban encontrar un donador compatible.

Hace algunos meses, mi médico tratante me comentó sobre Pro-Renal AC y me propuso conocer más sobre su programa de Donación Renal Pareada. Me acerqué a la asociación y después de una calurosa plática en la que me explicaron todos los requisitos para poder ser candidato, decidí participar.

El primer paso era conseguir un donador. Inesperadamente, después de 25 años, reapareció en mi vida mi querida amiga Beatriz quien sin dudarlo ni un solo instante me dijo: “yo me voy contigo a la aventura” y así comenzó esta nueva oportunidad de vida.

Ambos nos sometimos a estudios exhaustivos que fueron verificados una y otra vez. Para febrero de 2017, mi donadora y yo ya formábamos parte del programa de Pro-Renal. Ahora, solo era cuestión de esperar a encontrar un riñón compatible para mí, y un receptor para el riñón de Beatriz.

Tres meses después, la llamada llegó. Mi doctora se comunicó para decirme que había un riñón para mí y que era cuestión de días para realizar la operación.

En este momento se me presentaron todas las dudas: ¿dónde?, ¿cuándo?, ¿quién?, ¿cuánto?, ¿dónde?. Sin embargo, vinieron acompañadas por las palabras de mi especialista, quién me dijo: “Rafael, no te preocupes ya que estarás rodeado de un excelente y humano equipo de médicos”. Y efectivamente eso pasó.

Una vez que llegamos al hospital donde se realizaría la operación, comenzamos el protocolo de verificación donador/receptor, a fin de reiterar la compatibilidad. Si bien este proceso duró 15 días, ello garantizó que todo el proceso saliera con éxito, como sucedió.

Fuimos operados por el Dr. Michael Rees y su estupendo equipo de trabajo, quienes nos explicaron la ruta que íbamos a seguir hasta llegar al trasplante y la donación.

El 12 de mayo fue la fecha de mi trasplante y Beatriz donó el suyo una semana después. El riñón que recibí vino de Michigan. Mientras me preparaba para entrar a quirófano entró uno de los doctores, con el riñón en una caja especializada, donado por una generosa inglesa de 39 años. Me lo mostró y 5 minutos después estaba en operación.

Fue una operación larga, de casi 11 horas. Abrí los ojos en recuperación y vi a mi hermana y a Beatriz con una linda sonrisa. La recuperación fue rápida, para el segundo día yo ya estaba caminando y al cuarto día me dieron de alta del hospital.

Unos días después operaron a Beatriz sin complicación alguna. Ella había salvado 2 vidas la mía y la de su receptor.

Todo mi más profundo agradecimiento desde mi corazón…. y riñón… a Pro Renal A.C., a mi Doctora, al Dr. Michael Rees, a Susan a mi donadora y, sobre todo, a Beatriz; quienes participaron generosamente para devolverme la vida.

Marisol

Marisol fue diagnosticada en 2011 con insuficiencia renal crónica, con una función renal de 1%. Vive en la Ciudad de México y estuvo más de 5 años en hemodiálisis.

Fue el primer caso en conseguir un trasplante renal gracias al programa de Pro-renal.

“Mi historia empezó en junio de 2011 cuando después de varios días con vómito y presión alta fui diagnosticada con insuficiencia renal crónica. Eso se tradujo en que cada tercer días debían conectarme a la máquina de hemodiálisis, tres horas y media y a veces hasta cuatro, para que hiciera parte de la función que mis riñones habían dejado de hacer.

Pocos meses después mi hermano me ofreció su riñón, fuimos compatibles y el trasplante se realizó pero hubo complicaciones y no tuvo éxito. Las múltiples transfusiones de sangre hicieron que me sensibilizara, eso quiere decir, que mis anticuerpos estaban a la defensiva y que si se intentaba poner un órgano amenazaban con atacarlo. Esto se traduce en que, aunque tres de mis primos se ofrecieron a donarme sus órganos, nunca fui compatible con ellos debido a mi altísimo grado de sensibilización. Mis probabilidades de encontrar un riñón compatible eran de 3 entre 100. Así que estuve en la lista de espera de órganos cadavéricos desde diciembre de 2011, pasaron cinco años y nunca apareció uno para mí.

En verano de 2016 mi prima Yuyi me pidió que repitiéramos las pruebas de compatibilidad (tal vez mis anticuerpos ya se había relajado y podían aceptar esta donación), pero no hubo suerte. Una amiga me habló del programa de trasplante pareado. Yo cumplía con el requisito de tener un donador no compatible y tener el protocolo de trasplante ya hecho. Así llegó Pro-renal a cambiarme la vida en un parpadeo.

Cuando conocí el nivel de profesionales que estaba detrás, no podía creer lo privilegiada que era de ser parte de algo tan bien hecho, hermoso, humano y cuidado hasta en el mínimo detalle. Por primera vez, en el laberinto médico que había sido mi diagnóstico me sentía acompañada, escuchada, cierta.

Antes de que empezara el otoño había encontrado el riñón que era compatible conmigo, había hallado la aguja en el pajar. Y Yuyi también ya tenía asignado a quien le daría su riñón. En septiembre de 2016 sucedía el milagro, tres meses después podía olvidarme de la máquina de hemodiálisis y beber toda el agua y viajar sin tener que correr a limpiar mi sangre.

Vuelvo a los placeres primarios, a buscar en la alacena mi colección de tés y probar uno distinto a diferentes horas del día, a beber agua con regaliz, a llenar una y otra vez mi vaso dorado, a no temer, a dar tragos largos y constantes, a no preocuparme porque se infiltre la fístula por una mala punción o se infecte.

Este órgano pequeñito, que llegó gracias a una red que se articula desde el amor y la ciencia, se acopla a mí y yo cada segundo no dejo de agradecer que existiera un algoritmo y un equipo multidisciplinario y entregado que dio el giro de 360 grados a mi vida más impresionante que nunca pude imaginar.

Gracias Pro-renal.

Si quieres saber la historia paso a paso puedes entrar al diario de la sed: https://marisolrobles.wordpress.com, mi gran herramienta durante todo el proceso.

Me tocó ser pionera, recorrer un camino nuevo, que ahora está abierto para que esta plenitud sea compartida por muchos otros, que como yo habían extraviado la esperanza. Este trayecto me condujo a un destino donde la felicidad es leer que la creatinina está en .9. Hoy celebro a salud de los trasplantes de donadores vivos no relacionados, de las cadenas que sé ya se están articulando.”

Te invito a conocer más de mi historia en mi blog, El Diario de la Sed y hacer el link a https://marisolrobles.wordpress.com/

Aviso de privacidad

El CENTRO MEXICANO PRO DONACIÓN RENAL, A.C. con domicilio en MONTE LIBANO 235, PISO 2, LOMAS DE CHAPULTEPEC, CIUDAD DE MÉXICO, C.P. 11000, tiene el propósito de brindarle protección a sus datos personales conforme a lo dispuesto en la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares (en adelante la “Ley”) y su Reglamento.

El CENTRO MEXICANO PRO DONACIÓN RENAL, A.C. hace de su conocimiento el siguiente aviso de privacidad.

1. Tratamiento de sus datos:

El CENTRO MEXICANO PRO DONACIÓN RENAL, A.C. se compromete a proteger los datos personales, ya sean sensibles y/o patrimoniales de cada uno de nuestros pacientes, médicos, voluntarios o público en general, con base en los principios de licitud, calidad, consentimiento, información, finalidad, lealtad, proporcionalidad y responsabilidad, consagrados en la Ley.

Los datos y/o documentos a tratar son los siguientes: a) Nombre completo, b) Dirección, c) Número de teléfono fijo y/o móvil, d) Correo electrónico, e) Nombre completo del padre o tutor del paciente, en su caso, f) Numero y correo electrónico del padre o tutor del paciente, en su caso, g) Expediente médico, h) Diagnostico, i) Esquema de tratamiento.

2. Finalidad en el tratamiento de sus datos:

Recabamos y tratamos sus datos personales para dar cumplimiento a las siguientes finalidades:

Para ser considerado como participante en el Programa de Donación Renal Pareada del CENTRO MEXICANO PRO DONACIÓN RENAL, A.C.

Para fines de identificación.

III. Para fines de control.

Para realizar una implementación adecuada de la regulación aplicable.

Para mantener un historial.

Para fines probatorios de entrega de donativos.

VII. Para fines de contacto y comunicación.

VIII. Para poder brindarles el apoyo necesario a los pacientes.

Para ser agregados a nuestra base de datos

Para que sean tomados en cuenta para participar y/o apoyar al CENTRO MEXICANO PRO DONACIÓN RENAL, A.C., en actividades que así lo permitan.

3. MEDIOS PARA LIMITAR EL USO O DIVULGACIÓN DE SUS DATOS PERSONALES

Para su tranquilidad y seguridad, los datos personales recabados por el CENTRO MEXICANO PRO DONACIÓN RENAL, A.C., son resguardados de forma segura y privada permitiéndonos proteger los datos personales contra daño, pérdida, alteración, destrucción o el uso, acceso o tratamiento no autorizado.

4. DATOS SENSIBLES

De igual forma, hacemos de su conocimiento que para cumplir con las finalidades previstas en este aviso y la Ley, serán recabados y tratados datos personales sensibles, los cuales se relacionan a su esfera más íntima, tales como aspectos de origen racial o étnico, estado de salud, creencias religiosas, filosóficas y morales, opiniones políticas, entre otras.

Nos comprometemos a que los mismos serán tratados bajo medidas de seguridad y garantizando su confidencialidad.

5. TRANSFERENCIA DE DATOS

El CENTRO MEXICANO PRO DONACIÓN RENAL A.C. (Pro-Renal) A.C., solicita atentamente su consentimiento, para que en caso de que considere conveniente la transferencia y tratado de sus datos personales y datos personales sensibles a un tercero que asumirá las mismas obligaciones que correspondan al responsable que transfirió los datos, todo esto con base en lo establecido en la Ley.

Terceros a quien se le puede transferir datos: a organizaciones aliadas, solo en caso de que se requiera de apoyo adicional, o en caso de que sea solicitada por uno de los integrantes o representantes de dicha organización.

6. MEDIOS PARA EJERCITAR SUS DERECHOS ARCO

El titular cuyos datos personales y datos personales sensibles sean transferidos y tratados tiene en todo momento la facultad de ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición previstas en la Ley (“Derechos ARCO”). La solicitud para hacer valer un derecho ARCO debe atender a lo previsto en la Ley. Dicha solicitud se debe hacer llegar por medio del envío de un correo electrónico a la dirección contacto@pro-renal.com. El ejercicio de los Derechos ARCO se ejercerán por el titular de manera gratuita, debiendo cubrir el titular, en su caso, los gastos de envió, reproducción y/o certificación de documentos. Todo tratamiento de datos personales estará sujeto al consentimiento de su titular, por lo que el consentimiento podrá ser revocado en cualquier momento sin que se le atribuyan efectos retroactivos. En estos casos se deberá de seguir el mismo procedimiento que para hacer valer un Derecho ARCO.

7. MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOBRE LOS POSIBLES CAMBIOS AL PRESENTE AVISO DE PRIVACIDAD

En caso de que el presente Aviso de Privacidad sufra cualquier modificado será debidamente informado al titular correspondiente mediante el envío de un correo electrónico a la cuenta que sea proporcionada inicialmente y/o mediante la publicación del mismo en la presente página web.

En cualquier caso, el Aviso de Privacidad vigente estará disponible en todo momento en la página web antes señalada.